reformas integrales zaragoza

REFORMAS ZARAGOZA: UTILIZACIÓN DE VINILOS

Unas de las tendencias más destacas durante lo que llevamos de año, son las aplicaciones de vinilo. Tiene numerosas ventajas entre ellas lo fácil que es de colocar, que son económicos y que tiene una gran variedad de propuestas.

A día de hoy podemos hacer vinilos prácticamente con la imagen deseada, abriendo un gran abanico de posibilidades para personalizar las paredes, cristales o puertas de nuestra casa.

En primer lugar, cabe destacar que los vinilos decorativos son adhesivos, no requieren de una gran habilidad para su decoración y tan solo tendremos que estar pendientes de algunos detalles claves para ponerlos de forma correcta y no se estropeen.

¿Cómo elegirlos? Cuando nos hemos decidido por poner vinilo en cualquier parte de la casa, tendremos que tener en cuenta donde lo vamos a colocar, el color de las paredes y de los muebles que tenemos en la habitación y que estilo de decoración queremos: moderno, minimalista, rústico, etc… Es importante que el vinilo cubra nuestros gustos y necesidades pero también es importante escoger con gusto que tipo de imagen o de vinilo vas a escoger. El estilo tiene que estar en armonía con el tamaño de la habitación, combinar la paleta de los colores. Una opción interesante es que podemos colocar detalles que sigan la línea decorativa en distintas superficies. También podemos elegir vinilos en forma de detalle para usarlos como complementos a la decoración o dar un toque gracioso a algún lugar de nuestro hogar.

Para su colocación tendremos en cuenta que las paredes deben ser lisas y pintadas con pintura de gran calidad, la pintura de calidad evitará que nuestro vinilo no se pegue de manera correcta y quede bien sujeto. Respecto a colocarlo en cristales o espejos diremos que siempre es conveniente limpiarlos con un paño con alcohol para que no queden rastro de polvo y facilitar si adherencia. Si lo colocamos en cerámicas o azulejos siempre será conveniente quitar todo el tipo de suciedad que pueda llevar.

 Los vinilos constan de tres partes: el protector, el diseño y el papel de transferencia. Lo conveniente es doblar las puntas del protector, sin que el diseño quede al descubierto y adherir el papel de transferencia a la pared, de esta manera lo podremos correrlo de lugar hasta alinearlo correctamente. Con la uña enganchamos el borde y comenzamos a retirarlo lentamente, podemos ayudarnos de un secador de pelo dando calor al vinilo, de esta manera se empezará a levantar la pegatina y podremos retirarla fácilmente.

Si pegamos los vinilos en ventanas es fácil que se nos hagan pequeñas bolas de aire, para evitar este hecho podemos retirarlas con una espátula o bien pincharlas con un alfiler de manera cuidadosa.

Además de dibujos o imágenes también podemos optar por los vinilos decorativos que contengan texto o incluso vinilos decorativos que recrean elementos 3D. El vinilo una fuente de inspiración para renovar las paredes de nuestro hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*